23 de noviembre de 2011

eNSaLaDa De CaNóNiGoS CoN aLiÑo eSPeCiAL

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
El canónigo, que siendo cura, está rico rico

Aquí os presento a la ensalada estrella de la casa: super sencilla, vamos tanto, que es un no parar de picar y echar cosas dentro de una ensaladera y rapidísima de hacer y comer.

La base es el canónigo, también conocido en mi tierra como "el berro"... hierbita típica de barranco canario, típica también de los potajes de mi abuela y mi madre y que tanto glamour ha ido cogiendo con los años cuando, por lo que puedo recordar, en mis años mozos los odiaba a rabiar... y mira ahora, quién me viera y quién me ve!!!!

La ensalada de hoy ha sido denominada cariñosamente por una compañera mía de despacho la "ensalada aventura" porque cada tenedor lleva algo diferente y nunca sabes lo que te va a tocar jajaja.

Aparte os propongo un acompañamiento para la ensalada, porque una ensalada por muy grande que sea nunca quita el hambre del todo... hay que echarle chicha!!!



¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

Necesitamos "ná y menos", vamos, lo menos que se despacha!

* Tabla de cortar (compañera inseparable de aventuras).
* Un cuchillo mediano o pequeño para cortar.
* Una ensaladera y utensilios para mezclar.

Para preparar el acompañamiento (que son unas empanadillas congelás):

* Un horno, sí, hoy no se fríen las empanadillas, se cocinan en horno.
* Papel vegetal.
* Una bandeja.
* Manopla, cogedor o trapo de cocina o si os arriesgáis a coger las cosas a 200º del horno con las manos, ole por vuestro valor!!!


INGREDIENTES
Los materiales de construcción
(Para unas 2 personas, siempre para "parejitas" o solteritos que cenan y almuerzan lo mismo)

Para la ensalada:
* Una bolsa de canónigos de mi supermercado favorito.
* Un paquetito de tomates cherry del mismo super.
* Un poco de queso de cabra de rulo, marca... empieza por "M" y termina por "ercadona".
* Un puñadito de pasas sultanas (sin pipas).
* Un puñadito de pipas de girasol peladas (saladas o sin salar, las venden peladas, eh?).
* Un puñadito de frutos secos varios (ahí os enseño los míos, llevan desde calabaza a bayas del goji).

Para el aliño:

* Dos cucharaditas de miel de caña.
* Una cucharadita de vinagre balsámico de Módena..., seamos realistas viene de Valencia, por mucho Módena que ponga la etiqueta...

Para el acompañamiento:

* Medio paquete de empanadillas pequeñitas o medianas congeladas (otro día las hacemos, pero es como lo de las magdalenas, si vienen hechas y es más rápido... no es plan de liarse).

 

ELABORACIÓN
Mano de obra

* Se lava los tomatitos cherry y se trocean a la mitad. Hombre, dependiendo del tamaño, estos que uso hoy son pequeños realmente, picarlos es por hacerles algo. Otros pueden llegar a ser más grandecitos y ser demasiado grandes para un único bocado.



* Se lavan los canónigos y se escurren cuidadosamente, se colocan en la ensaladera con los tomates cherry picados.



* Se añade un puñado de pasas, otro de pipas y otro de frutos secos varios. Hasta aquí, nadie se ha perdido.









* Cortamos el queso de cabra en lonchitas de un grosor medio y las echamos a la ensaladera.



* Finalmente vamos a fabricarnos un "aliño especial", que no tiene nada de particular. En una taza mezclamos dos cucharitas de miel de palma (es una miel de azúcar de caña, neeeeeeeeeegra a más no poder y muy líquida) con 1 cucharita de vinagre de balsámico..., o dos, o las que os apetezca. Se mezcla y se le añade a la ensalada revolviendo y ya está lista.










iDea: La idea del aliño es "imitar" de forma barata y rápida el hacer una "reducción de vinagre balsámico" que se haría con mucho tiempo y mucha paciencia a base de vinagre y azúcar en una olla... algún día os contaré cómo confité 3 kilos de cebollas unas navidades para que flipéis en colores... pues, eso, que para evitar estar 3 horas en la cocina confitando o haciendo reducciones, mejor esto o comprarla hecha, que las he visto en el super (Mercadona, sí) pero me pareció el precio un poquito excesivo para el uso (prácticamente nulo) que le iba a dar y eso de tener un biberón de reducción de vinagre de Módena ahí en la alacena era demasiado pijo para mi cocina. Pues eso, que este aliño es rápido, fácil, barato y la miel de palma luego la usáis para una infusión y os sale a cuenta.

Finalmente y a modo de vídeo os explico cómo hago yo las empanadillas congeladas para acompañar y listo... que una imagen vale más que mil palabras. Espero que os guste porque está rico, a todos los amantes del vinagre. Por cierto, yo no le echo aceite porque a mí no me gusta y soy antisal, como veréis, la tensión por los suelos siempre... así que si notáis que falta aceite, sal o lo que sea... a vuestro gusto.