4 de diciembre de 2011

CaLaBaCiNeS ReLLeNoS

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Si yo fuera un calabacín, querría ser éste
Esta receta fue un experimento de mi madre y hay que reconocerle el éxito porque nunca una receta con verdura me ha sorprendido tanto. Se trata de unos "bubangos rellenos de pollo", es decir, traducido del canario al castellano, unos calabacines blancos con un relleno de pollo, verdura y queso fundido espectacular que sorprenderá a propios y extraños y sobre todo a vosotros... "los antiverduras".

La receta nació un día en mi casa a partir de sobras de otros días, lo típico, que haces demasiada pechuga empanada y ya dices, mira esto va directo a unas croquetas o lo que sea... y acabó siendo un relleno. Yo, esta vez voy a partir de la base de que no tenéis sobras, sino que se parte de los ingredientes básicos. Espero que os animéis a hacerlas y ya me contáis si os salen ricas!!!


¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

Necesitamos unas cuantas cositas:

* Una sartén grande antiadherente.
* Un cazo o caldero grande (en función del número de calabacines).
* La famosa tabla de cortar o vuestra encimera favorita.
* Cuchillos varios, para cortar carne y verdura.
* Una batidora de brazo con su vaso o bien una "picadora" de carne.
* Horno tradicional o microondas con grill.
* Una fuente metálica o de cristal apta para horno o microondas con grill.
* Manopla y trapos de cocina o aislantes para no quemar la encimera.


NOTA: Lo de la picadora de carne, tengo que reconocer que yo sólo la he visto en mi casa como tal... algún día sacaré una foto para que se vea lo que es, porque es para verlo. Un pedazo de trasto de 2 kilos de color naranja cuya parte útil (es decir, donde se pica la carne) es menos del 20% del aparato... vamos, algo bastante inútil... pero bastante gracioso.  También suele venir con las batidoras de brazo (turbomix) con bastantes accesorios, uno que es un bote donde se enchufa la batidora, se mete verdura, carne, lo que sea y te lo pica en un tris... bueno, pues cada uno con lo que tenga que se apañe!!!!


INGREDIENTES
Los materiales de construcción
(Para una persona que coma mucho o para 2 personas si se acompaña de primero y patatas)

* Un calabacín blanco grande o dos pequeños.
* Una pechuga de pollo de unos 200-300 gramos.
* Media cebolla picada o un buen puñado de la cebolla troceada y congelada de siempre.
* Medio bote pequeño de nata líquida o preparado para salsas (ver foto más abajo).
* 3 cucharas soperas de queso para untar (el tradicional Philadelphia).
* Un cacito de caldo concentrado de pollo en gelatina (marca Knorr).
* Unas pizcas de hierbas provenzales y pimienta negra.
* Una pizca de sal.
* Dos cucharas soperas de aceite de oliva.
* Queso rallado especial para gratinar.



SoBRe LoS iNGReDieNTeS

Con respecto a la nata para cocinar, deciros que si no sois muy tiquismiquis con la dieta podéis echar de la tradicional. Yo aquí me he decantado por un preparado vegetal con un 18% de grasa (vegetal, que es menos mala para la salud y los corazones) para hacer esta receta. La encontraréis en la sección del Mercadona donde está la nata para cocinar, de hecho están al lado y yo la primera vez que la compré me la llevé confundida pensando que era nata y vaya, al final resultó dar el mismo efecto y es más "sana".

El queso de untar también lo he comprado "LIGHT", que sinceramente, yo dudo muy mucho que eso sea light porque grasas va a tener de duro y parejo.

Finalmente, con respecto al cacito de caldo de pollo concentrado en formato gelatina lo he buscado de marca blanca, pero de momento no lo he encontrado. Sigo usando los de la marca Knorr y tengo que decir en su favor que al ser en formato gelatina se derriten genial en las salsas al prepararlas y no nos arriesgamos a que nos quede un trocito como puede pasar con las pastillas en polvo tradicionales. Son carillas pero cunden, y eso sí, con un trozo de pollo, un poco de verdura y unos fideos os queda una sopa de pollo en 10 minutos que os podéis morir... así que, lo recomiendo.


ELABORACIÓN
Mano de obra

* Lavamos los calabacines debajo del grifo, que nunca se sabe la manipulación que han tenido hasta llegar a nosotros, retiramos los extremos, los cortamos a la mitad (si son grandes) o los dejamos enteros en función del largo y el grosor. Los zambullimos en una cacerola con agua de manera que cubra (ojo, el calabacín flota, no os liéis a echar agua porque os engaña) y los ponemos a hervir.  Otra manera de preparar los calabacines, básicamente porque el objetivo es que estén blanditos para sacarles luego la pulpa, es hacerlos al vapor. Si tenéis todos los elementos para hacerlo, es recomendable. Si no, pues soltarán un poco más de agua de la cuenta al haberlos hervido, pero nada que nos arruine la receta. Los dejaremos hirviendo mientras hacemos el relleno y los iremos vigilando no sea que se nos vayan a ir de ahí... nooooo, hay que ir mirando que no se nos vayan a desintegrar. Explico: que queden blanditos pero que no se os vaya la mano porque los calabacines luego los vamos a rellenar y claramente tendrán que ser resistentes, ok?

Calabacín decapitado esperando para ser hervido...

Yo como hice poco pues los puse en un cazo, pero si hacéis más
pues en una olla todos juntos y cortados como se ve en la foto.

* Ahora, en una sartén grande (que nos permita cierto margen de maniobra) ponemos un chorrito de aceite (dos cucharadas soperas), la cebolla y una pizca de sal. Pochamos la cebolla, es decir, ya estamos todos hechos unos máquinas y sabemos lo que es pochar, no? Pues eso, que quede medio transparente la cebollita.  Para que coja sabor también le ponemos la pizca de hierbas provenzales y la pizca de pimienta.



* Cuando esté pochada la cebolla, le añadimos el dado de gelatina de caldo concentrado de pollo y lo vamos moviendo hasta que se disuelva por completo. En la foto os muestro el aspecto que tiene y cómo debe quedar el experimento...

El cacito de caldo en gelatina

Todo juntito y venga a remover...

Aspecto final después de disolverse



* Troceamos la pechuga de pollo en dados medianos y añadimos a la sartén. Cocinamos hasta que la pechuga esté bien cocinada por dentro. De ahí que los trozos coviene que no sean muy grandes.


* Cuando la pechuga esté cocinada, agregamos medio bote de nata (o preparado vegetal) al experimento...

Éste es el preparado para cocinar vegetal

Echamos un chorrito, aprox. la mitad del bote

El resultado debería ser el siguiente

* A continuación, dejamos enfríar el pollo con la salsa y lo metemos al vaso de la turbomix con cuidado de que no se "esparrame" todo, que va a ser lo más probable y lo trituramos con energía!!!!


 
Debe quedar una masa contundente


* Llegados a estos puntos de la vida, los calabacines habrán pasado a otro mundo, ¿no? Andaaa, que no los habéis vigilado??? Bueno, apagad el fuego y dejad que se terminen de guisar con el calor residual comprobando pinchando con un tenedor que están blanditos por dentro.


* Partimos a la mitad los calabacines y les retiramos con cuidado el interior, teniendo presente que hay que dejar una capa lo suficientemente gruesa de piel como para poderlos manipular sin que se rompan. Quitamos el exceso de líquido con papel de cocina... al principio parece que no, pero empiezan a soltar agua que aquello no se puede aguantar!!!!


* A la mezcla que tenemos en el vaso de la turbomix le metemos las 3 cucharadas soperas de queso para untar junto con los interiores de los calabacines que acabamos de extraer, removemos y reservamos.



* Colocamos los calabacines en la fuente para el horno y los rellenamos con la mezcla de pollo, queso, etc. de manera que sobresalga el relleno de forma que queden abombados.


* Espolvoreamos con el queso rallado para gratinar de manera generosa... es decir, bastante tirando a mucho...


* Finalmente precalentamos el horno y lo gratinamos durante 5 - 10 minutos a gusto. Pueden acompañarse con salsa de queso roquefort, con lo cual quedarían más pesados todavía. Estos bichos engañan, porque parece que no van a llenar y luego si te comes dos ya estás para reventar. Se acompañan con unas patatas fritas o con una sopita de primero y ya tienes una comida de domingo!!!


Espero que os animéis a hacerla y ya me contáis!!!!!