31 de diciembre de 2011

MouSSe De LiMóN CaSeRo

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
El mousse que no surgió de unos "polvitos"


Aquí presento una receta de un mousse de limón casero, nada de echar polvitos con leche, revolver y así quedó... no no, que luego pasa lo que pasa...


Este mousse tiene un tiempo de elaboración un poquito largo pero no os echéis para atrás por eso porque es más por el reposo en la nevera para que cuaje que por lo que se tarda en hacerlo. Es bastante aparente, queda muy rico y es ideal como postre "ligerito" de una cena o almuerzo.


¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

* Unos cuantos cuencos.
* Una varilla para batir a mano o una batidora de varillas.
* Un cazo.
* Una lengua de gato (de silicona).
* Un exprimidor o en su defecto un tenedor para pinchar el limón y sacarle el zumo.
* Un colador para filtrar el zumo y retirar pulpa y pipas del limón.
* Una vitro o similar, una nevera con congelador... vamos, que si vais a cocinar, qué menos!!!!




INGREDIENTES
Los materiales de construcción
(Para unas 4 personas, raciones grandes)

* 125 ml de nata líquida para montar.
* 4 yemas de huevo.
* 2 claras de huevo (sí, con lo que sobra os podéis hacer una tortilla de claras :P).
* 100-150 gramos de azúcar blanquilla en función de lo dulce que nos guste.
* Zumo y ralladura de un limón bien grande o en su defecto, dos limones pequeños.

El bote de nata es de 200 ml., un limón grande,
150 gr de azúcar blanquilla y 4 huevos.



ELABORACIÓN
Mano de obra


* Separamos las yemas y las claras. Las 4 yemas las ponemos en un cazo y las 2 claras las dejamos para montarlas a punto de nieve luego.



* Rallamos el limón y le exprimimos el zumo ayudándonos de un colador para que no se caigan las pepitas del limón dentro.



* Si teníamos la nata en la despensa a temperatura ambiente, la vertemos en un cuenco y la metemos al congelador unos 10 minutitos. Esto es para que la nata esté fresquita y luego se monte más rápido y resista la noche de fin de año que le vamos a dar... Sí ya la teníamos en la nevera, pues la dejamos ahí hasta que la montemos.

* En el cazo batimos las 4 yemas con el azúcar ayudándonos de un tenedor o una varilla. Recomiendo el tenedor porque la varilla se nos puede pegar a todo el invento.



* A continuación, cuando tenemos la mezcla homogénea añadimos la ralladura del limón junto con el zumo y seguimos batiendo con un tenedor o varilla.




*  Luego ponemos la mezcla al fuego para que se cocine a fuego lento hasta que espese pero teniendo en cuenta que NUNCA tiene que llegar a hervir y con cuidado de que no se nos pegue al fondo. Una vez que lo tenemos espeso vertemos la crema en un recipiente de cristal y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente o con "la ayudita" de la nevera o el congelador.

Este es el aspecto de la crema una vez espesada.

* Montamos las claras a punto de nieve y reservamos:

El antes...

El después.


* Sacamos la nata del congelador y la montamos preferiblemente con una batidora de varillas.  En todo caso, yo recomiendo la batidora de varillas o la batidora de cuchillas con el accesorio de repostería (turbomix) para hacer esto porque hacerlo a mano es muy laborioso y una de dos: o sacáis un brazo como el de Hulk o acabáis en urgencias con una tendinitis.

Bendita batidora!!!!!

* Ahora mezclamos la nata con las claras con ayuda de una paleta, cuchara de madera o la lengua de gato, con movimientos lentos y circulares para que nada se baje.



* Finalmente, una vez batido y montado todo y con la crema a temperatura ambiente (nunca caliente porque todo el trabajo se os irá a tomar viento fresco a la farola) mezclamos con la crema cocinada y removemos despacito de manera que nos quede una mezcla homogénea y lo introducimos en la nevera durante un mínimo de dos horas antes de servir.



* Se puede decorar antes de servirlo con limón confitado, trufa de chocolate rallado, gelatina de limón, unas guindas... a vuestro gusto!!!




Espero que os guste, si lo hacéis no dudéis en colgar la foto de mi Twitter (@wendolinadamian) o en Facebook (Wendolina Damiani).