6 de diciembre de 2011

NuGGeTS De PoLLo CoN TRuCo

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
El método de empanado por excelencia

A continuación os presento una manera limpia, rápida y sencilla de hacer vuestros propios nuggets de pollo (trocitos pequeños de pollo empanados) para aprovechar algo de pechuga que os haya sobrado o para que lo uséis de base para la receta de los calabacines si os sobran. Super apañado, anda que no!!!!

Realmente es una forma encubierta de enseñar un método de empanado con vídeo y todo en el que uso una bolsa de congelados. Sí, esas bolsas que uso para todo menos para congelar cosas dentro. Esas mismas. El método me lo enseñó mi padre, que como buen hombre limpio y ordenado, se buscó la manera de empanar usando cuantos menos cacharros mejor y ensuciando lo mínimo. Pues eso, un homenaje al padre que me hizo en este post.


¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

Bien simple:

* Una hondilla pequeña.
* Un plato llano.
* Nuestra amiga inseparable, la tabla de cortar.
* Un cuchillo o una tijera, si no os queréis rebanar una mano peleando contra el pollo.
* Unas pinzas.
* Una bolsa plástica de congelar o similar.
* Papel de cocina.


INGREDIENTES
Los materiales de construcción

* Pechuga de pollo fresca o congelada.
* Uno o dos huevos, dependiendo de la cantidad de pollo.
* Pan rallado.
* Sal fina.
* Aceite de oliva.


ELABORACIÓN
Mano de obra

Fácil y rapidito:

1.- Cortamos el pollo en trozos pequeños - medianos retirando la grasa y echamos sal al gusto.



2.- Batimos los huevos en una hondilla.



3.- Colocamos el pan rallado dentro de la bolsita de congelados.



Bueno pues ahora hacemos el 1-2-3, es decir, el pollo al huevo, del huevo lo escurrimos con las pinzas y a la bolsa. Y cuando esté en la bolsa, en una cantidad no muy grande hacemos lo que nos indica el vídeo siguiente.... sí, todo para que me veáis soplando...



Y el resultado después del proceso, puede verse a continuación en este vídeo otro vídeo..., claro que ya puestos a hacer vídeos.... Y para muestra un botón, se ve de paso lo guarridongui que queda la cocina:



Finalmente, en una sartén con aceite de oliva bien caliente, freímos los trozos de pollo empanado y al sacarlos los ponemos en un plato con papel de cocina para que absorba el excedente de aceite. Estos bichos están buenos con todo, incluso solos!!!



Pues eso, así han quedado los engendritos recién fritos, espero que os guste la técnica y si la usáis o mejoráis, no dudéis en contármelo!!!