24 de diciembre de 2011

PoSTRe De GaLLeTaS aL CaFé

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Una María con cuatro cafés encima...


Os presento al postre estrella de mi casa desde que tengo uso de razón. Es un postre bien sencillo de hacer y bien rico, pero lo único que hay que tener es paciencia para que se quede en su punto y deciros que es también bien difícil resistirse a meter una cuchara en la fuente que lo contiene... para los que no sepáis que hacer para merendar en familia o como postre después de una comida super copiosa como la de hoy, ahí va: el postre de galletas al café de mi abuela Adela.

Que ni decir tiene que si no gusta el café, lo mismo se puede bañar las galletas en cola-cao o en whisky, ginebra, ole, ole... en lo que que os dé la gana!!!!


¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

* Una batidora de varillas eléctrica o una turbomix (hoy aprovechando que estoy en casa de mi madre, usaremos la famosa batidora de varillas que no dejo ni un día de nombrar).

* Un recipiente de cristal para colocar el postre.

* Un bol para poder bañar las galletas.

* Un rallador, o en su defecto un cuchillo, paciencia y mucha maña...


Esta es la famosa batidora de varillas
que le he pedido a mis coleguis los Reyes Magos



INGREDIENTES
Los materiales de construcción

* 2 paquetes de galletas María (las de toda la vida), aprox. 300 gramos.
* 500 gramos de leche condensada (me sube el azúuuuuucar!!!!).
* 1 bote de nata sólida marca ERMOL de 250 gramos.
* 2 vasos de café (hecho, digo, no en grano ni molido).


PaRa DeCoRaR:

* 2-4 trufas o chocolate para rallar.

Estas son unas trufitas "falsas" del Lidl

oBSeRVaCioNeS:

*  Si no tenéis café hecho o no hacéis café directamente, es más fácil tener café soluble en casa, en cuyo caso vale hacer la misma cantidad de café soluble que del otro.

* Con respecto a la nata, según leía mi padre mientras mi madre y yo hacíamos el invento éste es una nata griega. Bueno, mira es que a Canarias llega cada cosa!!!! Pero nos vale cualquier nata que al montar tenga consistencia, tipo Chantilly, por ejemplo.

Bote de nata de 250 gramos

Parte trasera del bote de nata


* La cantidad de galletas y de café variará según la cantidad de postre que hagáis, yo he llegado a meter hoy casi 2 paquetes de galletas pero mi madre en sus viejos tiempos usó para uno los cuatro paquetes que le vienen y claro, a más galletas, más café necesitamos para bañarlas.



ELABORACIÓN
Mano de obra

* En un bol colocamos la nata junto con la leche condensada y batimos con ayuda de la batidora eléctrica de varillas hasta que la nata se monte.

Aproximadamente la misma cantida de nata
que de leche condensada en volumen

Batiendo primero a velocidad baja,
conforme monta más rápido

* Preparamos a la par el café soluble en un plato hondo donde bañaremos las galletas. Para ello necesitamos uno o dos vasos de agua (tibia) y dos cucharadas soperas de café soluble de marca conocida o blanca, da igual, porque sabe igual. Mejor hacerlo con café recién hecho y bien cargadito.


* A la nata que estamos montando le añadimos 2 - 4 cucharas de este café que hemos preparado para que la crema coja sabor a café.



* Una vez montada la nata debería quedar con este aspecto, consistencia y color:

A más café le echéis, más oscurita la crema
y más potente...

* Ahora, lo que queda es repetitivo y muy sencillo: ir poniendo capas de crema y galletas mojadas en café sobre ésta hasta que se rellene el recipiente que tenemos para el postre...


* Por cierto, el punto de la galleta es muy importante. El café no debe estar muy caliente puesto que la galleta María se nos desmonta. La galleta tiene que quedar como en la siguiente foto: con la parte trasera bañada, con color marroncito, un pelín durita pero mojadita... jolines.... más complejo que si fuéramos a construir un avión!!!!  Mi madre dice que mejor hacer esto con guantes que luego te quedan los dedos marrones del café porque pretender hacerlo con pinzas es demasiado complicado porque la galleta no aguantaría esa presión...

Así deben quedar las galletas...

* Completamos la fuente o bol donde estemos preparando el postre haciendo capas...

 

* Cubrimos la última capa de galletas con crema y con ayuda de un rallador, rallamos las trufas. Hay que hacerlo "a toda mecha", es decir, rápido porque la trufa se derrite y se vuelve intratable!!!!


Y éste es el aspecto final del postre una vez ralladas 2 trufas. Una vez hecho habría que dejarlo reposar en la nevera cosas de 6 horas por lo menos para que la nata se ponga más dura, la galleta suelte sus jugos y todo quede hecho más sólido. Por eso en mi casa la solemos hacer el día de antes, para que esté rica rica....



Espero que os guste y si lo hacéis y lo tunéais no dudéis en ponerlo en mi muro de Facebook o por Twitter para que la gente lo vea!!!!