31 de diciembre de 2011

MouSSe De LiMóN CaSeRo

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
El mousse que no surgió de unos "polvitos"


Aquí presento una receta de un mousse de limón casero, nada de echar polvitos con leche, revolver y así quedó... no no, que luego pasa lo que pasa...


Este mousse tiene un tiempo de elaboración un poquito largo pero no os echéis para atrás por eso porque es más por el reposo en la nevera para que cuaje que por lo que se tarda en hacerlo. Es bastante aparente, queda muy rico y es ideal como postre "ligerito" de una cena o almuerzo.


¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

* Unos cuantos cuencos.
* Una varilla para batir a mano o una batidora de varillas.
* Un cazo.
* Una lengua de gato (de silicona).
* Un exprimidor o en su defecto un tenedor para pinchar el limón y sacarle el zumo.
* Un colador para filtrar el zumo y retirar pulpa y pipas del limón.
* Una vitro o similar, una nevera con congelador... vamos, que si vais a cocinar, qué menos!!!!




INGREDIENTES
Los materiales de construcción
(Para unas 4 personas, raciones grandes)

* 125 ml de nata líquida para montar.
* 4 yemas de huevo.
* 2 claras de huevo (sí, con lo que sobra os podéis hacer una tortilla de claras :P).
* 100-150 gramos de azúcar blanquilla en función de lo dulce que nos guste.
* Zumo y ralladura de un limón bien grande o en su defecto, dos limones pequeños.

El bote de nata es de 200 ml., un limón grande,
150 gr de azúcar blanquilla y 4 huevos.



ELABORACIÓN
Mano de obra


* Separamos las yemas y las claras. Las 4 yemas las ponemos en un cazo y las 2 claras las dejamos para montarlas a punto de nieve luego.



* Rallamos el limón y le exprimimos el zumo ayudándonos de un colador para que no se caigan las pepitas del limón dentro.



* Si teníamos la nata en la despensa a temperatura ambiente, la vertemos en un cuenco y la metemos al congelador unos 10 minutitos. Esto es para que la nata esté fresquita y luego se monte más rápido y resista la noche de fin de año que le vamos a dar... Sí ya la teníamos en la nevera, pues la dejamos ahí hasta que la montemos.

* En el cazo batimos las 4 yemas con el azúcar ayudándonos de un tenedor o una varilla. Recomiendo el tenedor porque la varilla se nos puede pegar a todo el invento.



* A continuación, cuando tenemos la mezcla homogénea añadimos la ralladura del limón junto con el zumo y seguimos batiendo con un tenedor o varilla.




*  Luego ponemos la mezcla al fuego para que se cocine a fuego lento hasta que espese pero teniendo en cuenta que NUNCA tiene que llegar a hervir y con cuidado de que no se nos pegue al fondo. Una vez que lo tenemos espeso vertemos la crema en un recipiente de cristal y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente o con "la ayudita" de la nevera o el congelador.

Este es el aspecto de la crema una vez espesada.

* Montamos las claras a punto de nieve y reservamos:

El antes...

El después.


* Sacamos la nata del congelador y la montamos preferiblemente con una batidora de varillas.  En todo caso, yo recomiendo la batidora de varillas o la batidora de cuchillas con el accesorio de repostería (turbomix) para hacer esto porque hacerlo a mano es muy laborioso y una de dos: o sacáis un brazo como el de Hulk o acabáis en urgencias con una tendinitis.

Bendita batidora!!!!!

* Ahora mezclamos la nata con las claras con ayuda de una paleta, cuchara de madera o la lengua de gato, con movimientos lentos y circulares para que nada se baje.



* Finalmente, una vez batido y montado todo y con la crema a temperatura ambiente (nunca caliente porque todo el trabajo se os irá a tomar viento fresco a la farola) mezclamos con la crema cocinada y removemos despacito de manera que nos quede una mezcla homogénea y lo introducimos en la nevera durante un mínimo de dos horas antes de servir.



* Se puede decorar antes de servirlo con limón confitado, trufa de chocolate rallado, gelatina de limón, unas guindas... a vuestro gusto!!!




Espero que os guste, si lo hacéis no dudéis en colgar la foto de mi Twitter (@wendolinadamian) o en Facebook (Wendolina Damiani).

26 de diciembre de 2011

ReLLeNiTo De TeRNeRa

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Rápido, bonito y barato...


Aquí os presento un almuerzo la mar de cuco, rápido de hacer y barato con el que se pueden alimentar tres personas que coman bastante o cuatro que coman normal con algún acompañamiento extra. Se trata de un rellenito (una bola de carne rellena) de ternera hecho en su jugo, con casi casi nada de grasa y que la verdad a mí me sorprendió porque no pensamos que aquello fuera a quedar tan aparente.

La bola de carne rellena no la tenéis que hacer, sino que la podéis comprar ya hecha (enrollada, rellena y atada) en el Mercadona por unos 6 euros más o menos... el resto es historia.


¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

* Nuestra amiga de viaje, la tabla para cortar.

* Un horno de gas o eléctrico.

* Una bandeja apta para el horno.

* Un mortero.

* Un buen juego de cuchillos y un tenedor para trinchar.

* Una bolsa para asar.

Estas son las bolsas para asar en horno
y microondas del Mercadona

oBSeRVaCioNeS:

* En el paquete os vienen 12 bolsas con sus correspondientes bridas para cerrar. Son bastante prácticas y sirven para hacer los alimentos (a una temperatura máxima de 200º aproximadamente) en horno y microondas en su jugo.

Aspecto de la bolsa y la brida

* Creo que fue otra marca bastante conocida la que empezó a sacar estas bolsitas con un sobrecito de polvitos que se mezclaban con la carne y el pescado y luego cerrar, horno y listo. Os sorprenderá la cantidad de jugo que le salen a las cosas.

* En casa yo las suelo usar para hacer los pimientos, calabacines y berenjenas en su jugo. Antes las hacía con papel de aluminio (en papillote) pero a las bolsas les veo que son más prácticas puesto que se puede ver lo que se está cocinando sin necesidad de abrir, como ocurre con el papel de aluminio.


INGREDIENTES
Los materiales de construcción


* Una bola de carne (rellenitos de ternera) del Mercadona de aproximadamente 1 kg de peso.

* 6 dientes de ajo.

* Dos cucharadas soperas de aceite de oliva.

* Medio vaso de vino blanco de mesa.

* Dos cucharitas de postre de pimentón.

* 1 pastilla de caldo concentrado de carne.

* Dos pizcas de sal.

* Tomillo y orégano al gusto.


El tomillo y el orégano como podéis ver son
de cosecha propia

Esta es la bola de carne de la que os hablaba
También podéis comprar una bola de ternera y
mecharla o ponerle pasas, piñones, etc...


ELABORACIÓN
Mano de obra

Lo primero que vamos a hacer es un "majado" para añadir dentro de la bolsita con la carne. Para ello:

 * Se machaca en un mortero los 6 dientes de ajo con la sal. Recomiendo machacarlos con la sal porque sino saltan, vamos, que son más difíciles de aplastar.


* Se añade el tomillo, el orégano, el pimentón y la pastilla de caldo concentrado de carne desmigajada y se sigue mezclando.


* Finalmente añadimos las dos cucharadas de aceite de oliva y el medio vaso de vino y revolvemos para obtener una mezcla homogénea como la que se muestra a continuación.


* Sacamos la bola de carne del envase (sin retirar las cuerdas que lo atan), la introducimos en la bolsa para asar (asegurándonos de que no esté picada o que no la hemos roto en la manipulación, que puede ser posible al ser tan finitas) y después añadimos el majado que hemos hecho previamente en el mortero.

Este es el aspecto de la bolita de carne

La bolita metida en la bolsa

Y con el majado de ajos

* A continuación cerramos la bolsa con la brida que lleva la bolsita tal y como se muestra en la foto.


Bolsa cerrada


Y colocamos la bolsa en el centro de la bandeja del horno

* Metemos la bandeja en el horno, previamente precalentado a 200º y lo horneamos durante 1 hora teniendo en cuenta lo siguiente: vamos a dejarlo 30 minutos tal cual lo hemos metido y a continuación, le daremos la vuelta CON MUCHO CUIDADO porque puede salir vapor y nos podemos quemar y otros 30 minutos del otro lado.



* Una vez horneado, dejamos que se enfríe un poco antes de abrir la bolsa y siempre con mucho cuidado de no quemarnos con el vapor, sacaremos la bola de carne y le retiramos la malla que la mantiene atada con ayuda de un cuchillo o unas tijeras.


* Ahora trinchamos la carne con un buen tenedor grande y un cuchillo afiladito.


* La salsa que queda en la bolsa la podemos poner en una salsera por si a alguien le apetece ponerle a la carne. En caso contrario, como podréis observar la carne a penas tiene grasa, toda ha quedado en la salsa.


* Finalmente, servimos la carne con unas papas fritas y un buen vinito tinto... ¡qué aproveche!


Si os animáis a hacerlo ya sabéis que podéis subir vuestras fotos a mi Twitter (@wendolinadamian) o en mi muro de Facebook (Wendolina Damiani).

25 de diciembre de 2011

BiZCoCHóN De LiMóN

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
El bizcocho básico, el de fondo de armario...


Aquí vamos con la receta de un bizcochón, es decir, lo que en la península se llama bizcocho y que se hace en un pis-pas usando la famosa batidora de varillas, famosa en el mundo entero y particularmente en mi casa.

Alguien podría decir que ni que se me fuera a caducar la batidora, pero es que como estoy explotando los recursos de la casa de mi madre y en la mía no tengo, pues eso... veréis que salen muchas recetas ahora con esa batidora y que hasta Semana Santa no vuelvo a usarla jejeje pues eso,... que no tengo batidora de esas pero que se aceptan regalos.

¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

* Una batidora de varillas eléctrica o una turbomix (hoy aprovechando que estoy en casa de mi madre, usaremos la famosa batidora de varillas que no dejo ni un día de nombrar).
* Un bol para hacer la mezcla.

* Una lengua de gato, sí, cogéis el gato y se la arrancáis... anda anda... es una espátula de plástico muy flexible que sirve para "rebañar" hasta la última gota de masa fácilmente. No supone una gran inversión, un euro en el chino..., las buenas 2 o 3 euros en el Carrefú :P

* Un molde para bizcocho tradicional, el molde metálico del cilindro en el centro... ya lo vemos más abajo en una foto.
* Un rallador, o en su defecto un cuchillo, paciencia y mucha maña... bueno, es para rallar el limón así que más que paciencia hace falta un milagro.

* Una aguja de hacer punto (tricotar) de la abuela... ¿? No, no me he vuelto loca...


Esta es la famosa batidora de varillas
que usaremos again and again


INGREDIENTES
Los materiales de construcción

La medida estándar en esta receta será la archiconocida "MEDIDA DEL VASITO DE YOGUR", sí, super extendida, tanto que el sistema métrico internacional va a cambiar en menos de nada para adaptarse a ella... que ni litros, ni gramos... vasitos de yogur de Danone...

Sistema métrico de la república independiente
de mi cocina: el vasito de yogur

En base a la medida anterior, necesitaremos:

* Un yogur de limón (u otro sabor que os guste), la marca es irrelevante, lo que debe ser es un yogur sólido, no de frutitas ni de trocitos...

* 2 vasitos de azúcar blanquilla.

* 4 vasitos de harina de repostería.

* Medio vasito de aceite a ser posible de girasol y en su defecto de oliva suave.

* 5 huevos, separadas las yemas de las claras.

* 1 sobre de levadura química en polvo.

* Ralladura de un limón.

* Pepitas de chocolate o nueces para decorar (no salen en la foto).

* Un poco de mantequilla para untar el molde (no sale en la foto).


Ingredientes salvo las pepitas de chocolate

oBSeRVaCioNeS:

* El poner un yogur de limón tampoco es que vaya a aportar un sabor brutal al bizcochón, lo digo por si vais super ilusionados con eso. Casi mejor si queréis que vaya con mucho sabor es meterle aroma artificial que venden en botecitos.

* Esta es la receta básica, a partir de aquí cada cual puede rellenar el bizcocho con lo que quiera o añadir frutos secos en polvo a la masa, como decoración, etc, etc... 


ELABORACIÓN
Mano de obra

* Separamos las claras de las yemas ayudándonos de las cascaritas de los huevos. No pasa nada si se os cae por accidente una yema al bol de las claras puesto que con una cuchara y con cuidado se puede "rescatar" la yema díscola.

Separación de claras y yemas

* A continuación, vertemos el contenido del yogur en un platito y lo reservamos, limpiamos el vasito y medimos las cantidades de los ingredientes dejándolas reservadas en recipientes o, si tenéis ayuda, como yo hoy que tenía a mi madre batiendo y a mi padre sacando fotos pues podréis ir midiendo sobre la marcha.

* Empezamos batiendo las claras de huevo a punto de nieve. Con la batidora eléctrica os llevará 2 minutos pero siempre aconsejo estar más rato porque el secreto de un buen bizcochón está en batir mucho, levantar mucho esas claras y que queden muy esponjosas.


* Añadimos los dos vasitos de azúcar a las claras montadas poquito a poco y seguimos batiendo un buen rato para que el azúcar se disuelva en las claras sin que queden granitos.


* Una vez integrado todo el azúcar, añadimos las yemas y seguimos batiendo para que se mezclen bien.


Antes....

Después...

* Ahora añadimos el medio vasito de aceite de oliva o girasol.


* Añadimos el yogur y lo integramos en la masa...


* Luego, la levadura junto con la harina poco a poco, esperando a que con ayuda de la batidora se vaya mezclando...



 * Y finalmente la ralladura de limón, con lo que debería quedar una masa con la consistencia que se ve en la siguiente foto.


* Con un poco de mantequilla untamos el molde del bizcocho. Esto puede hacerse con una brocha de repostería (a lo fino) o con la mano (a lo bruto). Aquí hemos optado por dejarnos de finuras y untar como hemos podido. Por cierto, la lengua de gato también se puede usar para untar.

El pichirulo del centro es vital que lo tenga
para que el bizcocho se hornee bien
y no quede crudo al centro (tecnología punta)

 * Metemos la masa en el molde y rebañamos con ayuda de la lengua de gato. Espolvoreamos con nueces o pepitas de chocolate la masa. Luego de hacerlo, nos dimos cuenta de que las pepitas se iban a ir al fondo del bizcocho y que hubiese sido mejor idea echarlas casi al final... pero luego os cuento.


 * A continuación introducimos la masa en el horno, previamente precalentado. En esta ocasión hemos hecho el bizcocho en horno de gas, con fuego de arriba y abajo durante 40 minutos.

MuY iMPoRTaNTe: Una vez metido el bizcocho al horno otro de los trucos para que esto no sea un fracasito es NO ABRIR LA PUERTA BAJO NINGÚN CONCEPTO mientras se esté haciendo porque si la abrís... os puede salir un gremlin de dentro del horno... nooooo, resulta que el mito este de que los bizcochos se asustan y se bajan, pues no es un mito, es verdad. Si abrís la puerta antes de que el bizcocho esté cocinado por dentro, éste baja y se chafa. Así que, aguantaos sin abrir durante 40 minutos más o menos.

Respetando eso de no abrir la puerta del horno
hasta el final de los finales...

* Cuando ha pasado el tiempo reglamentario, abrimos la puerta del horno y pinchamos el bizcochón con la aguja de coser o con un palillo o con un cuchillito o lo que sea que sea metálico, y, si sale limpio es que está hecho y podemos apagar el horno. Cerraremos la puerta rápidamente y dejaremos que el bizcochón, el gremlin y el horno se enfríen...

* Si lo hemos hecho bien, luego, se podrá desmoldar fácilmente, con ayuda de la lengua de gato y un trapo de cocina para darle la vuelta y su aspecto debería ser el que sigue:


Antes de desmoldar, pasamos la lengua de gato
por el borde para despegar el bizcochón.
Envolvemos con un trapo de cocina y damos la vuelta,
sacamos el molde y con el mismo trapo damos
la vuelta al bizcochón :)

Y tachánnnnnnnn, qué pinta!!!

Y ahí véis donde ha ido el chocolate,...
al fondo!!!


Espero que os guste y si os animáis a hacerlo, colgad las fotillos en el muro de Facebook (Wendolina Damiani) o por Twitter (@WendolinaDamian) :)

24 de diciembre de 2011

PoSTRe De GaLLeTaS aL CaFé

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Una María con cuatro cafés encima...


Os presento al postre estrella de mi casa desde que tengo uso de razón. Es un postre bien sencillo de hacer y bien rico, pero lo único que hay que tener es paciencia para que se quede en su punto y deciros que es también bien difícil resistirse a meter una cuchara en la fuente que lo contiene... para los que no sepáis que hacer para merendar en familia o como postre después de una comida super copiosa como la de hoy, ahí va: el postre de galletas al café de mi abuela Adela.

Que ni decir tiene que si no gusta el café, lo mismo se puede bañar las galletas en cola-cao o en whisky, ginebra, ole, ole... en lo que que os dé la gana!!!!


¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

* Una batidora de varillas eléctrica o una turbomix (hoy aprovechando que estoy en casa de mi madre, usaremos la famosa batidora de varillas que no dejo ni un día de nombrar).

* Un recipiente de cristal para colocar el postre.

* Un bol para poder bañar las galletas.

* Un rallador, o en su defecto un cuchillo, paciencia y mucha maña...


Esta es la famosa batidora de varillas
que le he pedido a mis coleguis los Reyes Magos



INGREDIENTES
Los materiales de construcción

* 2 paquetes de galletas María (las de toda la vida), aprox. 300 gramos.
* 500 gramos de leche condensada (me sube el azúuuuuucar!!!!).
* 1 bote de nata sólida marca ERMOL de 250 gramos.
* 2 vasos de café (hecho, digo, no en grano ni molido).


PaRa DeCoRaR:

* 2-4 trufas o chocolate para rallar.

Estas son unas trufitas "falsas" del Lidl

oBSeRVaCioNeS:

*  Si no tenéis café hecho o no hacéis café directamente, es más fácil tener café soluble en casa, en cuyo caso vale hacer la misma cantidad de café soluble que del otro.

* Con respecto a la nata, según leía mi padre mientras mi madre y yo hacíamos el invento éste es una nata griega. Bueno, mira es que a Canarias llega cada cosa!!!! Pero nos vale cualquier nata que al montar tenga consistencia, tipo Chantilly, por ejemplo.

Bote de nata de 250 gramos

Parte trasera del bote de nata


* La cantidad de galletas y de café variará según la cantidad de postre que hagáis, yo he llegado a meter hoy casi 2 paquetes de galletas pero mi madre en sus viejos tiempos usó para uno los cuatro paquetes que le vienen y claro, a más galletas, más café necesitamos para bañarlas.



ELABORACIÓN
Mano de obra

* En un bol colocamos la nata junto con la leche condensada y batimos con ayuda de la batidora eléctrica de varillas hasta que la nata se monte.

Aproximadamente la misma cantida de nata
que de leche condensada en volumen

Batiendo primero a velocidad baja,
conforme monta más rápido

* Preparamos a la par el café soluble en un plato hondo donde bañaremos las galletas. Para ello necesitamos uno o dos vasos de agua (tibia) y dos cucharadas soperas de café soluble de marca conocida o blanca, da igual, porque sabe igual. Mejor hacerlo con café recién hecho y bien cargadito.


* A la nata que estamos montando le añadimos 2 - 4 cucharas de este café que hemos preparado para que la crema coja sabor a café.



* Una vez montada la nata debería quedar con este aspecto, consistencia y color:

A más café le echéis, más oscurita la crema
y más potente...

* Ahora, lo que queda es repetitivo y muy sencillo: ir poniendo capas de crema y galletas mojadas en café sobre ésta hasta que se rellene el recipiente que tenemos para el postre...


* Por cierto, el punto de la galleta es muy importante. El café no debe estar muy caliente puesto que la galleta María se nos desmonta. La galleta tiene que quedar como en la siguiente foto: con la parte trasera bañada, con color marroncito, un pelín durita pero mojadita... jolines.... más complejo que si fuéramos a construir un avión!!!!  Mi madre dice que mejor hacer esto con guantes que luego te quedan los dedos marrones del café porque pretender hacerlo con pinzas es demasiado complicado porque la galleta no aguantaría esa presión...

Así deben quedar las galletas...

* Completamos la fuente o bol donde estemos preparando el postre haciendo capas...

 

* Cubrimos la última capa de galletas con crema y con ayuda de un rallador, rallamos las trufas. Hay que hacerlo "a toda mecha", es decir, rápido porque la trufa se derrite y se vuelve intratable!!!!


Y éste es el aspecto final del postre una vez ralladas 2 trufas. Una vez hecho habría que dejarlo reposar en la nevera cosas de 6 horas por lo menos para que la nata se ponga más dura, la galleta suelte sus jugos y todo quede hecho más sólido. Por eso en mi casa la solemos hacer el día de antes, para que esté rica rica....



Espero que os guste y si lo hacéis y lo tunéais no dudéis en ponerlo en mi muro de Facebook o por Twitter para que la gente lo vea!!!!