15 de enero de 2012

SoPiTa De PoLLo PaRa eL ReSFRiaDo

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
El remedio universal para gripe, resfriado, resaca,...



Hoy os traigo aprovechando que tengo un gripazo de espanto un caldo de pollo que luego podemos seguir convirtiendo en una rica sopita de pollo y fideos. Esto resucita a un muerto y curar, cura lo que ponga por delante.

Ha quedado rica, doy fe, aunque hoy no es mi mejor día ni para oler comida ni para degustarla porque ni el gusto ni el olfato juegan a mi favor, pero de pinta ha quedado muy rica.


¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

* Una olla exprés o una olla normal, teniendo en cuenta que con la olla normal siempre se tarda el doble o más de tiempo en cocinar las cosas. Hoy voy a presumir de cacharritos de cocina que tengo ;)

* La batidora turbomix.

* Un colador.

* Tabla para cortar, cuchillos, cucharas y una jarra para reservar el caldo.

Olla exprés de última generación UuUuUu


INGREDIENTES
Los materiales de construcción

Para el CALDO vamos a necesitar:

* Un buen muslo de pollo o pavo (como veréis yo uso un cuarto trasero y pechuga porque en el super no les quedaban muslos de pollo cuando fui. No recomiendo la pechuga porque luego queda muy seca).

* Un par de zanahorias grandes peladas y partidas en trozos iguales y grandes.

* Una cebolla pelada.

* Un puerro (lavado, porque siempre puede venir con tierra de la huerta).

* 3 dientes de ajo.

* Un poquito de perejil.

* Agua.

* Sal al gusto.


Finalmente para cuando hagamos la sopa necesitaremos fideos finos del tipo "cabello de ángel"... juraría que de toda la vida estos son los "fideos de sopa" y lo de "cabello de ángel" es algo que se han sacado de la manga últimamente... no sé, de esos fideos finitos de toda la vida, ok?

Los fideos de los que os hablaba


ELABORACIÓN
Mano de obra

* Pelamos las zanahorias retirando los extremos. Para ello nos vamos a ayudar de un cuchillo afiladito o de un pelador de verduras como el que os enseño a continuación.



* Pelamos la cebolla dejándola como se muestra a continuación. Como se puede observar no es una cebolla grandísima, así que si fuera más grande mejor cortarla a la mitad. Limpiamos el puerro con cuidado de que no tengan tierra dentro y los dientes de ajo no hace falta pelarlos, simplemente con aplastarlos un poco ya nos vale.


* Colocamos en la olla el pollo partido en trozos con un poco de agua y dejamos que coja temperatura el agua. Una vez que el agua esté calentita añadimos todas las verduras y cubrimos todo con agua. Como se ve en la imagen también se puede añadir un poco de perejil (eso es al gusto de cada cual) y sal (si queréis echarla ahora bien, y si no, podéis hacer como yo, esperar que esté hecho el caldo y luego cuando se vaya a hacer la sopa añadirla al gusto).



* Cerramos la olla, la ponemos a fuego fuerte y esperamos a que empiece a echar vapor por la válvula. Desde ese momento dejamos la olla a fuego medio durante 15 o 20 minutos dependiendo de la olla. Cuando deje de soltar vapor y la válvula de seguridad indique que podemos abrirla con total tranquilidad de que aquello no explote en nuestras narices abrimos y debemos encontrar algo tal que así:



* Como se puede observar, si retiramos el pollo, las verduras y colamos el contenido de la olla obtenemos un caldo clarito con sabor a pollo. Este caldo se puede guardar para hacer una sopa como vamos a hacer a continuación y junto con el pollo y algo de las verduras, también se puede aprovechar para hacer por ejemplo, unas croquetas.

* Retiramos el pollo a un plato y lo desmigajamos una vez esté tibio.




* El paso que ahora sigue se puede hacer de dos maneras para que el caldo quede más concentrado. Una, es con ayuda de un pasa-purés triturar la verdura y añadírsela al caldo. La otra forma, y es la que yo he hecho para que me quede algo más consistente es triturar la verdura del caldo con ayuda de la turbomix y luego, pasar el resultado por un colador haciendo presión con una cuchara, para que quede un caldo fino con todo el sabor de las verduras y el pollo pero sin trocitos, ni hilitos, ni nada que pueda resultar desagradable al gusto.


Al final, ha resultado casi un litro de caldo

* Ahora para hacer la sopa vamos a echar el caldo obtenido en una olla más pequeña con sal al gusto, el pollo desmigajado y vamos a esperar a que comience a hervir. Una vez que el agua entre en ebullición le añadimos un par de puñaditos de fideos y en 2 minutos hirviendo tendremos una deliciosa sopa de pollo para estos días tan fríos y esos resfriados que nos dan de vez en cuando. Que aproveche!!!!


Cualquier comentario me lo podéis hacer llegar vía mail, en los comentarios del blog, en mi cuenta de Facebook (Wendolina Damiani) o por Twitter (@wendolinadamian). Espero que os animéis y que os salga muy rico!!!!